Shugyo

 
 

Yamaoka Tesshu a sus estudiantes.
Explica por analogía el proceso de Shugyo (entrenamiento) en Kendo.

Hay tres métodos que el carpintero adopta cuando usa su cepillo. Estos son el cepillado áspero, cepillado medio y el cepillado de acabado final.

Para practicar cepillado áspero ponga su cuerpo firme, expanda su estómago y apoye su bajo abdomen, entonces, con igual fuerza en ambos brazos, cepille para lograr un final áspero. Es decir, utilice la fuerza de su cuerpo entero sin relajarlo. Si usted no utiliza suficiente esfuerzo usted no logrará el cepillado áspero.

Después le sigue el cepillado medio. El cepillado medio no es simplemente una cuestión de usar toda su fuerza. Usted debe cepillar la superficie completamente plana adoptando una modulación natural de la fuerza en las manos. Esto sirve para prepararla para el cepillado final. Sin embargo sin la experiencia adquirida del cepillado áspero no sería posible obtener resultado con el cepillado medio.

Finalmente está el cepillado de acabado final. Esta vez, la madera que fue preparada anteriormente mediante el cepillado medio, se hace incluso más lisa y libre de defectos. Para hacer esto usted debe cepillar con un solo movimiento a la vez, desde un extremo de la madera al otro.
Si su corazón no está tranquilo cuando usted hace este solo movimiento, usted infligirá muchos defectos y averías en la madera y, si hay defectos, entonces la madera todavía no ha recibido acabado final. Ésta es la etapa más importante para el carpintero en cuanto al uso del cepillo.

Ante todo usted debe estar en posesión de la mente, del cuerpo y de la técnica. Para el carpintero, la mente, el cuerpo y la técnica equivalen al cepillo, el hombre y la madera. Si el hombre piensa para cepillar, el cepillo se atascará; si se piensa que el cepillo cepilla, éste se levantará de la madera. Poseer mente, cuerpo y técnica se representa aquí en la acción en un solo lugar para cepillo, hombre y madera. Si esto no se domina a fondo, entonces, a pesar de lo mucho que usted entrene para ser carpintero, usted nunca cepillará bien la madera.

Para llegar a ser perito en el cepillado de la madera, la manera más eficaz es comenzar a entrenar en la forma del cepillado áspero. Si usted puede hacer esto bien entonces usted también puede controlar el cepillado medio y el cepillado de acabado final.

Sin embargo, para el buen cepillado de acabado final hay un secreto. Aunque digo es un secreto, realmente no es nada muy especial. Simplemente sáquese la mente, el cuerpo y la técnica de su cabeza y cepille. Sólo haciéndolo de esta manera es que usted puede hacer un buen trabajo. Y he aquí, que sin estar enterado de ello, usted habrá dominado el secreto del cepillado de acabado final.
Creo que hay algo absolutamente interesante sobre este secreto.

Antes de que usted haya dominado esto para sí, nada de lo que se le ha enseñado le será de uso. De modo que no hay otra forma que intentar descubrirlo por sí mismo. No importa lo que haga, no hay forma de que otra persona pueda transmitírselo.
Una lección importante por un gran maestro de Kendo digna de ser considerada.

Traducción al Inglés:
Federación Noruega de Kendo – Comité Técnico de Kendo. 2003

Traducción libre del Inglés al Español:
Legado de Santiago B. Tejada (EE.UU. & Rep. Dominicana).

Investigación:
Ernesto Montiel
Vicepresidente 1º Federación Argentina de Kendo – Año 2010.

Posts relacionados:

Share