Normas básicas de etiqueta (Reigi)

 

 
Las siguientes normas de etiqueta son fundamentales. Del Kendo se dice que empieza y termina por la etiqueta. Se puede afirmar que el objetivo del Kendo es formar a personas rectas y fuertes con un alto sentido del honor y del respeto a los demás. Para eso es imprescindible observar las siguientes normas.

1. Entrada al dojo y comienzo del entrenamiento.
No retrasarse nunca. Llegar con tiempo suficiente para estar preparado a la hora en punto en la fila y tener el dojo limpio y las ventanas abiertas. Si se prevé que se va a retrasar venir ya con el equipo puesto de casa.
Saludo al Kamiza. Ángulo de 30 grados con la espalda recta y sin doblar el cuello.
Dejar el equipo en la zona correspondiente.
Si alguno de los senseis ha llegado ya ir a saludarle. Si está en seiza saludarle en seiza (zarei), si está de pie hacerlo de pie (ritsurei).
Saludar a los sempais (los que llevan más tiempo que uno) y kohais (los que llevan menos tiempo).
Montar todas las armas: shinai y bokuto en seiza, mirando hacia el interior del dojo.
Ponerse el tare y el do. Si se va a hacer kata solo el tare.
Sacar el men y preparar los himos para tomarlo en cualquier momento y llevarlo a la fila.
Antes de la hora de comienzo abrir bien las ventanas para que corra el aire y limpiar el suelo con una mopa. Esta tarea corresponde sobre todo a los practicantes con menos tiempo. Es una falta de respeto hacia el sensei que sea este quien tenga que hacer estas tareas.
Una vez sea la hora tomar el men y el shinai y hacer filas sin que lo diga el sensei.
Hacer seiza y dejar el shinai, los kotes y el men en su sitio.
Esperar hasta que el sensei llame para el calentamiento.
Durante el calentamiento, ashi sabaki (trabajo de pies) y suburis (movimientos del shinai) estar atento a las voces de: shomen ni rei (saludo al shomen), ki o tsuke (atención), sage to (sable colgante), tai to (sable en la cintura), nuki to (desenvainar) ó kamaete (en posición) y osame to (envainar)

2. Saludo inicial.
A la voz de shugo (reunión), volver cada uno a su puesto en la fila.
Esperar a que los sensei hagan seiza y sentarse a la voz de chakuza o seiza.
A la voz de shomen ni, girarse hacia shomen. Hacer zarei (saludo sentado) cuando el senpai diga rei.
Girarse para mirar otra vez hacia delante y hacer rei a la orden del senpai. En esta ocasión decir: “onegai shimasu”.
El senpai dirá entonces: “shisei wo tadashite, mokusouuuuu” (corregir la posición y meditar). Hacerlo y esperar a la orden de yame para terminar.
A continuación el sensei podrá comentar lo que se va a practicar ese día, los objetivos, etc.
La siguiente voz será la de men tsuke (colocar el men). Ponerse siempre primero el kote izquierdo y luego el derecho.
Una vez se tenga el men puesto ponerse de pie sin esperar orden alguna y seguir las instrucciones para keiko (entrenamiento).

3. Actitud durante la práctica.
Permanecer atento a las explicaciones e indicaciones del sensei y hacerlas lo más rápido posible.
Durante las explicaciones o tiempos muertos no balancear el cuerpo. Permanecer lo más firme posible.
A la pregunta del sensei de si algo se ha entendido contestar hai, si no se ha entendido pedir que se aclare o se repita.
Cuando el sensei llame para explicar algo acudir lo más rápido posible, situándose bien para verlo todo. Procurar no mirar por la espalda del sensei.
Durante la práctica con el compañero no interrumpir nunca el entrenamiento para hablar.
No corregir nunca al compañero, aunque sea kohai nuestro y veamos que lo hace mal. El sensei ya le indicará lo que corresponda.
Si se nos corrige un movimiento dar las gracias e intentar hacerlo mejor.

4. Forma de entrenar por parejas.
Antes de empezar keiko hacer siempre saludo a shomen de pie.
Si alguien está en otro lado del dojo, por ejemplo por que se ha retrasado o hace otro ejercicio, debe también saludar a shomen.
En el supuesto de que hubiera otro grupo practicando y haciendo el saludo inicial o final, debemos permanecer en seiza y hacerlo con ellos, aunque no estemos en su fila.
Saludar al compañero en ritsurei (saludo de pie) mirándolo a los ojos con una inclinación de 15 grados y con la espalda recta, en la posición de sage to (sable colgante).
Pasar a tai to (sable en la cintura) y dar tres pasos hacia delante.
Desenvainar al tiempo de dar el tercer paso y hacer sonkyo (ponerse en cuclillas).
Levantarse y comenzar la práctica.
Una vez terminado el ejercicio quedarse en el centro esperando a que los demás terminen. Si a alguien no le ha dado tiempo todavía de terminar continúa hasta hacerlo. Si el sensei dice yame sin darse cuenta de que alguien no ha terminado, este sigue hasta terminar.
A la voz de arigato kotai (gracias y cambio), hacer osame to (envainar) sin necesidad de hacer sonkyo, dar cinco pasos atrás, bajar el sable a sageto y saludar.
Girar hacia la derecha, saludar al compañero, hacer taito (sable en la cintura), avanzar tres pasos y desenvainar sin necesidad de hacer ya sonkyo.
Si los practicantes son impares habrá alguien que descanse en cada turno. Esperar de pie viendo como lo hacen los demás.
Una vez se termine el entrenamiento por parejas se dará la voz de osame to (envainar), está vez sí se hace sonkyo y se va hacia atrás.
Para hacer una pausa volver a formar filas, esperar a la voz de men tore, quitarse el men, hacer un zarei, levantarse e irse a descansar.
Traer siempre agua fresca al entrenamiento, como mínimo un litro por persona.
Se puede beber dentro del dojo, aunque es preferible salir fuera para hacerlo.
Cuando sea la hora señalada para volver a entrenar regresar a la fila y ponerse men.
Si se hace mitori geiko (entrenamiento viendo a los demás), se debe permanecer en seiza.

5. Saludo final.
Esperar a que los sensei se sienten y hacerlo también nosotros a la voz de chakuza o seiza.
Esperar a que los sensei se quiten el men y hacerlo también nosotros a la voz de men tore.
Hacer shomen ni rei, rei y mokuso igual que en el saludo inicial.
En este momento los sensei harán una valoración del entrenamiento y cualquier otra observación que crean conveniente.
Levantarse a la voz de Kaisan.
Guardar el equipo lo antes posible, desmontar las armas y salir del dojo sin armar alboroto.
Antes de salir del dojo, antes o después de guardar el equipo, acercarse a los sensei y saludarles (si están en seiza o se se ponen en seiza al ver que vamos a saludarlos, hacer nosotros lo mismo).
Saludar también a senpais y kohais.
Es un gesto especialmente importante en la etiqueta acercarse a saludar al maestro al final del entrenamiento. No importa el grado que tenga el maestro, lo importante es que nos ha enseñado algo y si no le mostramos nuestra gratitud por ello quizás pierda el interés por enseñarnos.

6. Fuera del dojo.
Un kendoka no pierde los nervios, no se altera y se comporta correctamente y con educación con todo el mundo.
En la vida cotidiana destaca por su amabilidad y buen humor. No habla mal de nadie y tiene una moral recta.
Respeta especialmente a las personas de más edad y a los maestros de cualquier arte o materia.
Un kenshi lleva una vida sencilla y sin ostentación.
Un kenshi cuida su salud, procura no consumir alcohol en exceso, no fumar y comer con moderación.
Un kenshi debe hacer ejercicio todos los días (hitori geiko o entrenamiento individual), haciendo fundamentalmente suburis.

Posts relacionados:

Share