Guía Integral de Kendo: Kamae

 

Nota: si aún no ha leido la Introducción a esta serie de artículos, le recomendamos que lo haga y la tenga en cuenta a la hora de leer lo escrito a continuación.

Kamae

Si hemos de comenzar por algún lado, un inicio pertinente me parece el Kamae, o posición de guardia, ya que desde ésta deben comenzar y en ella deben terminar eventualmente todos los movimientos, aunque de momento no nos preocuparemos por ellos, sino tan solo por la correcta postura que debemos asumir con todo el cuerpo para estar preparados para realizarlos correctamente.

Resaltando primero que, si bien existen varias posturas válidas, siendo las tres básicas: Jodan (alta), Chuudan (media) y Gedan (baja), y otras 2 generalmente solo vistas en Kata: Hasso (al hombro) y Waki (trasera y oculta), sólo nos interesa de momento la más importante y cotidiana: Chuudan no Kamae o guardia media. Esta última consiste básicamente en colocar los pies paralelamente separados a un puño y medio de distancia, el derecho adelante y el izquierdo detrás, este último con el talón levemente levantado, rodillas levemente flexionadas, espalda recta, Shinai sostenido con ambas manos, con la izquierda a la altura del Hara (centro del cuerpo) y con el Sakigawa (punta) apuntando a la garganta del oponente -o ante la ausencia de uno, a la altura de la garganta propia.

El Chuudan no Kamae es la primera guardia que deberán aprender, por ser la más equilibrada entre ataque y defensa, por permitir observar con facilidad la distancia que hay entre el oponente y uno, y por facilitar el desplazamiento, entre otras cosas.

Veamos entonces, parte por parte, cómo se constituye el Chuudan no Kamae:

Ashi Gamae (postura de los pies)

Como ya se dijo brevemente, los pies deben colocarse paralelamente, el derecho adelante y el izquierdo atrás. En forma longitudinal el pie izquierdo nunca debe sobrepasar al derecho, y en forma transversal deben estar separados de forma que el centro de gravedad del cuerpo quede justo entre los pies, esta distancia se suele decir que es de “un puño y medio”, pero la verdad es que varía según las proporciones de cada persona.

Tips:

  • Por lo general, si intentamos que los pies queden paralelos, comúnmente sucederá que el talón del pie izquierdo se cierra hacia adentro, resultando en una postura incorrecta. Para evitarlo, conviene voluntariamente abrir un poco el talón izquierdo hacia afuera. De esta forma subconscientemente nuestros pies quedarán paralelos con facilidad.
  • Un método para encontrar una distancia de separación bastante correcta es procediendo como se ve en la imagen: juntando los talones (cualquier punto medio entre los 2 ejemplos es válido, prueben hasta encontrar el que mejor les resulte) de forma que los pies formen un ángulo de 90º y luego girando el pie izquierdo hasta que quede paralelo al derecho.

Tai Gamae (postura del cuerpo)

La vista al frente, de ser posible enfocándola en un oponente imaginario, el cuello erguido y el mentón hacia adentro. Los hombros, codos y muñecas deberán estar relajados, al igual que los músculos de los antebrazos, brazos y las dorsales/trapecios que conservan sólo la tensión necesaria para mantener el Shinai en la posición adecuada y poder reaccionar rápidamente en caso de tener que hacerlo. La espalda deberá estar erguida, manteniendo lo que en cualquier ámbito se conoce como una “buena postura”, con los músculos abdominales contraídos para afirmarla. Tanto la cara, como el torso y todo el cuerpo deberán estar siempre de frente a lo que consideremos el objetivo a cortar.

Tips:

  • Hay que evitar “achancharse”, o digamos, arquear la espalda hacia atrás o hacia adelante buscando una posición “cómoda”. SIEMPRE se debe estar atento a la situación en la que nos encontremos y preparados para reaccionar ante cualquier movimiento de nuestro oponente (aunque este sea imaginario).

Te no Uchi (agarre del Shinai)

Para comprender el correcto agarre del Shinai, comencemos por mirar nuestra mano izquierda y apoyemos la punta del Tsuka en la base de dicha mano como se ve en la imagen. Luego apoyen el tsuka sobre la palma -casi siguiendo la línea que todos tenemos en la piel que va hacia el dedo índice- y comencemos a cerrar los dedos uno por uno: el dedo meñique -que generalmente es olvidado en la vida cotidiana- juega un papel fundamental aquí y es el que más fuertemente agarra el Shinai TODO EL TIEMPO junto al anular y en menor medida al mayor.

Dependiendo del Dojo y preferencia personal, la posición del meñique puede variar un poco, pero lo más normal es colocarlo justo sobre la punta del Shinai, de forma que esta no logre verse desde un costado; sigue el anular, pegado al meñique y también SIEMPRE sujeta al Shinai fuertemente; los dedos mayor, índice y pulgar sólo se apoyan sobre el Shinai, sin más fuerza de la que haría falta para agarrar algo liviano y frágil como un huevo crudo. Es normal que, visto desde un costado, el dedo índice parezca que “no está agarrando bien” el Shinai, esto es tan sólo porque debe recorrer un recorrido mayor a todos los demás dedos, en especial que el meñique, como si se estuviera sosteniendo un cono de helado o la punta de un paraguas cerrado.

Ahora la mano derecha. El agarre es IDÉNTICO al de la izquierda, pero con las siguientes modificaciones: las últimas dos falanges, el dedo índice y la última del pulgar, deben quedar apoyadas debajo del Tsuka. Esto es primordial para proteger las partes más frágiles de los dedos, cosa que es especialmente fácil de olvidar durante los Shiai, donde la protección de los Kote puede resultar ineficaz ante un golpe fuera de lugar o un bloqueo mal realizado (aunque claro que esto puede suceder en cualquier otro momento de práctica también).

Tips:

  • Se debe tener en cuenta que existen varios tipos de Shinai. La clasificación que más nos interesa de momento es por el grosor del Tsuka y existen 2: el “normal” con un tamaño adecuado para el japonés promedio, y el “grueso” para aquellos que tenemos manos más grandes. ¡Utilizar un Shinai del diámetro incorrecto puede traer lesiones!
  • ¡El dedo pulgar nunca debe quedar rezagado y abierto! Siempre debe estar pegado al dedo índice y sobre el shinai, no sólo para completar el agarre, sino también para evitar accidentes.
  • Al comenzar, es muy común que uno agarre el Shinai posicionándolo transversalmente en la mano, como si fuera una escoba, o una mancuerna o una barra, pero esto no sólo es incorrecto, sino también innecesariamente rígido e incómodo y deforma la postura: pone los antebrazos perpendiculares al Shinai, sacando los codos hacia afuera y tensando los hombros.
  • Dependiendo del tamaño de nuestras manos y del Shinai utilizado, puede resultar complicado encontrar una posición correcta para el pulgar. Lo importante es que al menos la punta del pulgar presione fuertemente contra el Tsuba y nunca la abandone.

Palabras finales

Sin más hemos llegado al final de esta breve guía sobre el Kamae, como ya he dicho en la Introducción , este artículo es en gran medida mi interpretación personal de como se hacen o deberían hacer ciertas cosas, por lo que se agradecerá quien quiera aportar un punto de vista diferente. Adicionalmente, si le ha quedado alguna duda, desea que nos explayemos sobre alguno de los puntos, o quisiera agregar algo o proponer alguna corrección ¡no dude en contactarnos! (o comentar más abajo).

Imágenes:
“Tai Gamae” y “Te No Uchi” extraídas del libro “This is KENDO” de Sasamori y Warner.
“Ashi Gamae” ilustrada por Sebastián Vansteenkiste.

Posts relacionados:

Share