El Ki y la acumulación de energía

 

 
Muchas veces escuchamos hablar de cultivar el Ki, concepto que puede interpretarse de varias maneras: fuerza vital, espíritu, el estado psicológico de uno, o más abarcativamente se lo puede entender como una energía. Oya Minoru lo define como “una fuente de energía vital, invisible e informe, que se revela ampliamente en el estado y movimiento de la mente” Por otro lado, Mencio, en uno de sus tratados, menciona que “La voluntad es la ama del Ki. Ki es lo que energiza al cuerpo”, es decir, que mediante nuestra voluntad controlamos el Ki, y es el Ki el que controla el movimiento de nuestro cuerpo.

Y a qué nos referimos con cultivar el Ki. Al entrenar con ímpetu y diligencia para poder dominar las diversas técnicas y perfeccionar la mente, el Ki, que es nutrido a través del proceso de desarrollar la aptitud y confianza de uno, se convierte en un Ki inquebrantable e incansable. Permanece firme en todas las situaciones; es puro y fuerte.

Si bien el Kiai (grito) es de vital importancia, no debemos confundirlo con el Ki. El Kiai es solo una de sus expresiones. Podemos contar con un Kiai fuerte pero al mismo tiempo tener un kamae débil. El cuerpo es una proyección de nuestra mente, de nuestra energía. Un Ki fuerte implica una voluntad inquebrantable que puede ser percibida por cualquiera de los sentidos.

El Ki está ligado a nuestra mente, nuestro cuerpo, nuestra respiración. Es impensable realizar seme, penetrar el kamae de nuestro adversario, y ejecutar un corte preciso sin antes acumular y controlar nuestra energía.

A veces la mejor manera de entender un concepto, además de aplicarlo en la práctica, es buscar alguna imagen o situación que lo grafique. Y qué mejor que el ocurrente ejemplo que Abe Sensei menciona en el siguiente video.

Abe Sensei

Para ver el video hay que hacer click sobre la imagen
puesto que no está habilitado el link para embeberlo en los blogs.

Posts relacionados:

Share
  • Danielkendo

    me a parecido un articulo muy interesante
    saludos en nombre del club de kendo burgalés de España ojalá tengamos oportunidad de coincidir alguna vez :)

    • Anónimo

      Muchas gracias.

      Ya tendremos esa oportunidad.